Australia simplificará el sistema de visa de estudiante

Foto Abroaded.com

A mediados del próximo año, los estudiantes internacionales que soliciten estudiar en Australia encontrarán un entorno regulatorio más simple para la visa de estudiante que existe actualmente en el país, y más educadores australianos podrán disfrutar de los beneficios de un sistema de visados simplificado.

El gobierno australiano recientemente publicó el informe Instrucciones Futuras Para Un Proceso de Visa Simplificado y como resultado de las consultas que se derivan de éste, un Marco Simplificado de Visa de Estudiante (SSVF por sus siglas en inglés) entrará en vigor a mediados de 2016, en sustitución del marco SVP actual, que expira el 30 de junio de 2016.

Los cambios más importantes son:

  • Una gran reducción en el número de subclases de visa de estudiante: de los actuales ocho a solo dos cuando el SSVF surta efecto;
  • La introducción de un marco de riesgo de inmigración único en el que se evaluarán todos los estudiantes internacionales, independientemente de si están solicitando títulos universitarios, diplomas de formación profesional, estudios en idioma Inglés, o cualquier otro programa.

Para determinar los requisitos de lenguaje y financieros de los alumnos en la solicitud de visa de estudiante, el SSVF analizará el perfil del país del estudiante y de su proveedor de educación.

El SSVF reemplazará tanto los procesos actuales delProceso de Visa Simplificado (SVP por sus siglas en inglés) como el marco de Nivel de Evaluación (AL por sus siglas en inglés) y se aplicará a todos los estudiantes internacionales. Según el gobierno, sus cambios están:

“… diseñados para hacer el marco visa de estudiante más simple de navegar para los estudiantes genuinos, ofrecer un enfoque más específico a la integridad de la inmigración, y crear condiciones de competencia equitativas para todos los proveedores de educación.”

Michaelia Cash, Ministro Adjunto de Inmigración y Protección de Fronteras, quien anunció el nuevo marco SSVF con el ministro de Educación y Formación Christopher Pyne, prometió que la integridad general del programa de visa de estudiante se mantendrá bajo el SSVF así como mejores disposiciones de reglamentación liberarán a los proveedores de educación de cargas administrativas y costos asociados con garantizar que los estudiantes internacionales cumplan con las normas de inmigración.

“El SSVF apoyará el crecimiento del sector de la educación internacional mediante la mejora de la competitividad y la integridad al tiempo que amplía el procesamiento simplificado a todos los sectores de educación y todo tipo de cursos”, agregó el ministro.

Todas las instituciones de educación australianas participarán en el próximo sistema SSVF – un cambio distinto del modelo SVP que se extendía únicamente a las universidades y un selecto grupo de EFP y los proveedores privados.

Mejorar el SVP

El sistema de SVP que remplazará el SSVF es uno en el que “ciertos futuros estudiantes de las instituciones educativas participantes” han podido beneficiarse de la reducción de los requisitos probatorios en relación con aquellos que no han sido elegibles para SVP. Instituciones aprobadas por SVP prometen cumplir con una lista de obligaciones para asegurarse de que sus estudiantes cumplen con las regulaciones de inmigración a cambio de su estado SVP.

Inicialmente, los “proveedores de educación participantes” eran casi exclusivamente universidades, lo que significó que éstas disfrutaron de un camino mucho más sencillo y rápido para llenar sus metas de matriculación de estudiantes internacionales que las escuelas privadas o instituciones de enseñanza de idiomas Inglés (ELICOS por sus siglas en inglés). La medida en que el sector universitario se ha beneficiado de SVP en relación con otros sectores es significativo. Las estadísticas del Departamento de Inmigración y Protección de Fronteras (DIBP) muestran que desde 2012, el sector de la educación superior ha experimentado un mayor crecimiento en otorgar de visas de estudiante.

En 2013/14, los proveedores aprobados por SVP tuvieron una tasa de concesión de visados de 96,1% frente a 85,4% para los proveedores no aprobados por el SVP.

Después de un amplio cabildeo, colegios privados seleccionados obtuvieron acceso al sistema, pero sin embargo se les requirió operar dentro de un sistema de evaluación de riesgos complicado para calificar – a pesar del hecho de que los proveedores de formación profesional y ELICOS se reconocen cada vez más como parte integral de la salud general del sector en Australia.

Aun así, el sector ELICOS se ha excluido en gran parte de SVP, ya que para que un curso de idiomas se beneficie de SVP, debe ser reconocido como “un curso de capacitación”, como parte de la preparación para un título de enseñanza superior o como un diploma avanzado. Para obtener este reconocimiento, el curso de idioma tiene que ser proporcionado por un proveedor de educación participante (es decir, una institución enlistada con SVP), o por su “socio educacional nominado”.

Por mucho que las escuelas aprobadas por el SVP aprecien el proceso de visa más simple y más rápido que sus estudiantes reciben, también ha habido una considerable carga financiera debido a su participación en el programa. El gasto medio por proveedor para cumplir las obligaciones del SVP ha sido estimado por DIBP en $249,300 AUS ($194,200 US).

Además, recientemente han aumentado las preocupaciones sobre el grado en que los estudiantes internacionales han sido capaces de “saltar de curso” a través del SVP (yendo de universidades a escuelas de formación profesional, o simplemente para buscar empleo en Australia). Como señalamos a principios de este año, The Australian ha informado de un aumento en el número de estudiantes “no genuinos” en el país, y ha obtenido cifras que indican que el número de visas de estudiante cancelados aumentó de 1,978 en 2012 a 4,930 en 2013 y 7,061 en 2014.

El SVP tiene sin embargo el mérito de haber contribuido al repunte de la matrícula internacional de Australia después de años de declive. Más recientemente, durante el primer trimestre de 2015, Australia aceptó más nuevos estudiantes internacionales que nunca, 11% más que el mismo periodo de 2014.

Simple =  mejor para los estudiantes

Además de estar entusiasmados con un enfoque más inclusivo para la tramitación de visados simplificado, los educadores internacionales de Australia están contentos de que el SSVF será mucho más fácil de entender y de solicitar para los futuros estudiantes que en el sistema actual.

Rod Camm, director general del Consejo Australiano para la Educación y la Capacitación Privada (ACPET por sus siglas en inglés), dijo al Australian Financial Review que el sistema de visa de estudiante de Australia es actualmente tan complejo que los colegios que asisten a ferias de educación terminan gastando la mitad de su tiempo a explicar el sistema de visado en lugar de hablar la calidad de la educación, y señaló: “Australia está abierto para negocios y las complejidades de visado lo hacen difícil.”

Los proveedores de educación verán las cargas reducidas

El nuevo marco incluye una relajación de varias restricciones para los proveedores de educación. Por ejemplo, de acuerdo con documentos del gobierno que respaldan el SSVF:

  • Bajo SSVF a los proveedores de educación no les será requerido implementar estrategias para obtener o mantener una calificación de riesgo de inmigración inferior, aunque pueden optar por hacerlo de forma independiente;
  • No les será requerido registrarse ya que el SSVF se aplicará a todos los proveedores de educación;
  • No estarán obligados a designar formalmente socios de negocios educativos y tendrán la capacidad de unirse con otros proveedores de educación con los que tengan un acuerdo comercial.

Los educadores reaccionan

Los participante de la industria acogieron con satisfacción la noticia del próximo cambio. Sue Blundell, Directora Ejecutiva de Inglés Australia, comentó:

“Desde la introducción de la SVP en 2012, Inglés Australia ha seguido comunicando nuestras preocupaciones sobre el impacto negativo en el sector de idioma Inglés y el hecho de que el modelo SVP simplemente no era sostenible a largo plazo. Estamos encantados de que el Departamento haya escuchado nuestras preocupaciones y que el Gobierno haya aceptado las recomendaciones para establecer un nuevo marco que hará que sea más fácil para los estudiantes genuinos solicitar una visa para estudiar con proveedores educativos de alta calidad yde bajo riesgo.”

Phil Honeywood, director general de la Asociación Internacional de la Educación de Australia (IEAA), señaló:

“Durante demasiado tiempo el sistema devisa de estudiante ha sido demasiado complejo y demasiado caro, por lo que el sector da la bienvenida a cualquier simplificación de este proceso siempre que elimine a los proveedores de baja calidad de los proveedores de calidad.”

La Directora Ejecutiva Adjunta de Universidades Australia, Anne-Marie Lansdown, estuvo de acuerdo, y agrega:”Apoyamos un enfoquede gestión de riesgos por parte del régimen de visado de estudiante que premie a los proveedores de bajo riesgo con acceso a procesos de visado simplificados para sus alumnos.Pero también advirtió en contra de penalizar universidades por “operar en nuevos mercados donde los riesgos de inmigración son menos conocidos.”

Mostrado en:

agosto 27, 2016 9:35 pm